significado y tratamiento para niños con terrores nocturnos

Niños con terrores nocturnos y su tratamiento

En la actualidad, los niños con terrores nocturnos son de lo más usual que existe, en gran parte debido al estrés al que son sometidos muchos de los niños hoy en día. Por ello, vamos a explicarle que son los terrores nocturnos infantiles, por qué se producen y lo más importante, cómo evitar los terrores nocturnos de nuestros niños.

¿QUÉ SON LOS TERRORES NOCTURNOS INFANTILES?

  • Los terrores nocturnos son una de las alteraciones que se pueden producir durante el sueño que consisten básicamente en que el niño parece que está despierto pero en realidad está en una de las fases del sueño más profunda que hay, concretamente en la fase N3 del sueño NO REM.
  • El terror nocturno en os niños suele ocurrir en las primeras fases de la noche, aunque a veces suele darse también en las siestas.
  • El niño parece estar despierto o actúa como si lo estuviera (llora, llama a los padres, etc), mostrando una cara de pánico acompañada de palidez, sudoración fría y pupilas dilatadas.
  • Cuando te acercas a ayudar puede darte la sensación de que el niño te tiene miedo, esto es debido a un principio de sonambulismo en el cuál, el niño a raíz de los terrores nocturnos está viendo una realidad modificada. No nos ve a nosotros, ve algo que se acerca pero no nos reconoce.

¿ CUÁL ES EL TRATAMIENTO A SEGUIR CON LOS NIÑOS CON TERRORES NOCTURNOS?

Lo normal es que estos terrores nocturnos infantiles duren de unos 5 a 15 minutos y cedan espontáneamente de forma en que el niño vuelve a dormirse de nuevo, de forma que si a la mañana siguiente le preguntásemos si se acuerda de algo nos respondería que ha dormido perfectamente.

TRATAMIENTO TERRORES NOCTURNOS EN NIÑOS:
  1. No despertarlo
  2. Intentar que no se haga daño.
  3. No comentárselo (por qué si se lo comentáramos puede preocuparse y generarle una ansiedad innecesaria)

Existen dos cosas que nosotros podemos hacer para luchar contra los terrores nocturnos en niños. La primera es entender que estos terrores nocturnos infantiles se producen en la primera fase de sueño cuando el niño está muy agotado y entramos en una fase muy profunda del sueño, por lo que lo primero es intentar que el niño tenga una buena calidad de sueño, si no se acuesta a la cama tan agotado y descansa bien es más difícil que llegue al terror nocturno.

Para ello es importante hacer ciertas medidas de higiene del sueño como intentar que el niño no se acueste demasiado tarde (ya que los niños con terrores nocturnos suelen padecerlo los días que están sometidos a unas actividades muy intensas y llegan más cansados a la cama)

Por otro lado, también resulta importante entender que si hay otro problema que empeore la calidad del sueño, como que el niño ronque de noche, deberemos intentar tratarlo también de ese problema. Cuando nosotros conseguimos que tenga una buena calidad de sueño el número de terrores nocturnos infantiles se va a reducir notablemente.

DESPERTARES PROGRAMADOS

Es una técnica que se usa en la psicología del sueño, son los llamados “Despertares Programados “, como los niños con terrores nocturnos suelen tenerlos al principio de la noche (lo normal es que aparezca antes de las 12) podemos hacer uso de esta técnica que consiste en actuar un poco antes de que el niño tenga el terror nocturno, a veces no es ni necesario que se despierte del todo, solo con romper ese camino que le llevaba a la fase de sueño profundo podemos evitar que esa noche vuelva a padecer de estos.

⚠️ADVERTENCIA⚠️
En ocasiones, el despertar programado puede ocasionar que se desencadene el terror nocturno en el niño, de pasar así NO OS PREOCUPEIS, si seguimos insistendiendo con la técnica poco a poco vamos a conseguir que sea menos frecuente

Por lo tanto, tener paciencia, no es nada grave ya que es algo que con el tiempo suele desaparecer y que es bastante frecuente en los niños de unos 2/4 años pero que prácticamente en la adolescencia o en la etapa adulta van a desparecer. Como os digo, al niño no le va a pasar nada, él no guarda recuerdo al día siguiente y la prioridad sobre todo es que no os preocupéis demasiado, intentar que el niño no se haga daño cuando ocurren los terrores nocturnos infantiles y que no intentéis despertarlo cuando estos ocurren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *